LOADING CLOSE

LA EXTRALIMITACIÓN DE LOS LETRADOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA EN LAS TASACIONES DE COSTAS EN MATERIA CIVIL

LA EXTRALIMITACIÓN DE LOS LETRADOS DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA EN LAS TASACIONES DE COSTAS EN MATERIA CIVIL

Vengo observando hace ya un tiempo, que los Letrados de la Administración de Justicia (antes Secretarios Judiciales) intervienen con escaso fundamento en la cuantificación de las costas de un procedimiento civil. No sólo hacen rebajas con criterios poco definidos antes de que la parte condenada a su pago los impugne por excesivos, sino que incluso cuando ya impugnadas las minutas de letrado, llega el dictamen del Colegio de Abogados, terminan decidiendo al margen de lo dictaminado por el colegio profesional. Y lo hacen en base a criterios completamente subjetivos e incluso, en muchos casos, aplicando tablas de recomendaciones de honorarios que ya no están vigentes por haber sido anuladas por el Tribunal de Defensa de la Competencia, como es por ejemplo, el caso de Barcelona.

Cuando esto sucede, lo primero que me viene a la cabeza es que quizás van justos con el sueldo de funcionario y les da rabia (y envidia) que un abogado cobre según qué cantidades. Más tarde, pienso además en los despachos y firmas que se anuncian en todos los medios, que ofertan llevar procedimientos a cambio de las costas y que luego leemos en las noticias que ganan burradas de dinero con los “pleitos masa”. Cierto: les debe de dar mucha rabia. Así que por poco que puedan, pasan la tijera y recortan sin argumentar el porqué, como si fueran “moderadores” en materia de honorarios. Si es así, se equivocan gravemente, porque las costas son del cliente, no del abogado.

Cuando un cliente decide armarse de valor y financiarse un pleito contra un banco (que al cliente siempre le parece una lucha entre David y Goliath), que le venga luego el Letrado de la Administración a rebajarle sus expectativas de recuperación económica vía costas, es algo que a mí, personalmente, me parece indignante. No sé con qué clase de facultades legales opinan o qué cualificación creen tener para entrar a valorar si una minuta es elevada o no, y qué criterios deben tenerse en cuenta para esa valoración.

Repaso la LEC en sus artículos 241 y ss; así como 394 y ss, y lo único que leo sobre las facultades del Letrado de la Administración en esta materia son las siguientes:

.- art 242.5.- “Los abogados,…, fijarán sus honorarios con sujeción, en su caso, a las normas reguladoras de su estatuto profesional”.

.- art 243.2, párrafo tercero.- “El secretario judicial reducirá el importe de los honorarios de los abogados…, cuando los reclamados excedan del límite a que se refiere el apartado 3 del artículo 394 y no se hubiese declarado la temeridad del litigante condenado en costas”.

.- art 244.3.- “Transcurrido el plazo establecido en el apartado primero sin haber sido impugnada la tasación de costas practicada, el Secretario Judicial la aprobará mediante decreto. (…)”.

.- art 246.3.- “El Secretario Judicial, a la vista de lo actuado y de los dictámenes emitidos, dictará decreto manteniendo la tasación realizada o, en su caso, introducirá las modificaciones que estime oportunas”.

Y por último, el consabido art 394.3, que establece el límite de la tercera parte de la cuantía del proceso para los honorarios de abogados y demás profesionales no sujetos a arancel.

Bien, a parte del inciso resaltado en negrita del art. 246.3, no encuentro nada que justifique la intervención del Letrado de la Administración, (salvo el límite del 394.3) para hacer modificaciones al alza o a la baja respecto a lo solicitado por costas, antes de su impugnación por la parte condenada a su pago, ni desde luego, nada que justifique que se aparte del criterio que dictamine el Colegio de Abogados correspondiente, en caso de impugnación por excesivos.

El inciso del 246.3, no puede entenderse en un sentido tan subjetivo que llegue a la arbitrariedad (art. 9 de la Constitución). El Letrado de la Administración es un funcionario y no puede entrar a opinar o valorar sin amparo legal. No puede intervenir movido por sus sensaciones personales. De hecho, no debería entrar en ello, ya que es la parte condenada al pago la que debe impugnar si no está de acuerdo.

Dicho lo cual, me pregunto: ¿Qué habilita a un Letrado de la Administración para intervenir en la cuantía de la tasación, siempre que esta no exceda el límite del 394 LEC? ¿Puede hacer rebajas antes de que la parte condenada al pago impugne los honorarios por excesivos? ¿Puede contradecir el dictamen del Colegio de Abogados?

Yo, humildemente, creo que no. Y como no veo precepto legal alguno que ampare tal intervención, es por lo que tengo la sensación de que, los que lo hacen, están metiéndose donde nadie les llama, en un alarde de frustración personal o simplemente, haciendo gala de una envidia insana digna de reproche.

Vuelvo a preguntarme: ¿Qué hace un Letrado de la Administración moderando de oficio unas costas que nadie ha impugnado y/o que el Colegio Profesional dice que son correctas? ¿Qué precepto legal les faculta para hacer esto?

Deja un comentario