LOADING CLOSE

CRITERIOS DEL JUZGADO ESPECIALIZADO DE BARCELONA EN MATERIA DE CLÁUSULAS ABUSIVAS: LOS GASTOS DE LOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS.

CRITERIOS DEL JUZGADO ESPECIALIZADO DE BARCELONA EN MATERIA DE CLÁUSULAS ABUSIVAS: LOS GASTOS DE LOS PRÉSTAMOS HIPOTECARIOS.

Los abogados de Barcelona hemos sido conocedores de un documento fechado el 8 de enero de 2018, en el que el magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia nº 50 y los dos Jueces de refuerzo asignados, han considerado la conveniencia de facilitar a los profesionales implicados en estos asuntos, unos criterios unificadores con el objeto de ofrecer uniformidad y fiabilidad en sus sentencias.

En mi opinión, perturbador de entrada, puesto que la sensación que nos llega es que los temas ya quedan prejuzgados. Creo que resulta obvio que va a dar igual lo que podamos decir o hayamos dicho ya los abogados en nuestras demandas, ya que en un porcentaje significativo de las ya presentadas, se obviará la vista de Juicio e iremos directos a sentencia, sin poder debatir estos criterios, que no hemos podido combatir en las demandas ya presentadas.

Respecto al asunto de los gastos de las escrituras de préstamo hipotecario con consumidores, el criterio uniforme al que estamos sometidos es que el IAJD corresponde al consumidor. Y por aplicación de un criterio de equidad, atendido que las dos partes tienen interés en la operación del préstamo hipotecario, se devuelve al consumidor el 50% de los gastos notariales y del arancel del Registrador.

Con ello y hasta donde yo conozco, Barcelona se configura como una de las capitales de provincia con criterio más restrictivo a la hora de proteger los derechos de consumidores en esta materia o, al menos, la plaza que menos devuelve al consumidor cuando insta una demanda para recuperar los gastos (si gusta más dicho de esta forma).

Y tres son las cuestiones que me planteo respecto a estos criterios, al margen de mi total disconformidad con los argumentos que los sustentan, todos discutibles como ya sabemos. Si tengo suerte y me dejan, las plantearé en las Audiencias Previas, para ver si consigo hacer reflexionar, ya que discutir los argumentos de fondo será tarea inútil porque se supone que ya los conocen (Vg. Sección 6ª de la AP Valencia), y han decidido posicionarse en otro sentido.

 

1.- Nulidad parcial de la cláusula de gastos.- En primer lugar reprocharé que se haga un examen parcial de la nulidad de la cláusula de gastos. Porque el criterio de este Juzgado, trocea la nulidad de la cláusula en función de los conceptos. Así, parece que la cláusula es nula en la parte que hace pechar al consumidor con los gastos de notario y registro, pero en cambio no es nula cuando le responsabiliza de todos los impuestos de la operación. Y echo de menos que no se pronuncien sobre la nulidad de la cláusula, entendida como un todo indivisible.

Me pregunto si cabe un pronunciamiento a “trozos”, cuando no es lo que se solicita en la demanda, ni es algo que se proponga en las contestaciones de los bancos. Es una iniciativa creativa del Juzgado, que excede el principio dispositivo. ¿Es nula a tenor del TRLDCyU o no lo es? Porque una cosa es que sea nula, y otra distinta será las consecuencias que acaree la nulidad. Y en los citados criterios, no consigo leer nada respecto a la nulidad de la cláusula en su globalidad.

Me pregunto cómo es posible que, cuando establecen criterios sobre las cláusulas suelo, no se planteen declarar nulo el inciso que establece el tope a la baja (suelo), y dejar en cambio a salvo de la nulidad el tope al alza (techo), siendo así que el techo no perjudica al consumidor, sino al contrario. ¿En este caso sí y en el otro no? ¿Cuál es la explicación, si es que existe? ¿Por qué en el supuesto de la cláusula suelo no se ha hecho un examen de nulidad por “trozos” y en cambio en las cláusulas suelo-techo no se entra a trocear la nulidad?

 

2.- Aplicación de reglas o criterios de equidad para repartir los gastos de Notario y Registro entre las partes.- En este punto empiezo a sentir indignación, ya que me repele el hecho mismo de que se haya acudido a este tipo de criterios cuando estamos en una materia tan sensible como las cláusulas abusivas con consumidores, que es una cuestión de orden público europeo, según tiene declarado el TJUE. ¿Equidad? Me indispone abiertamente. El profesional de la banca, que impone cláusulas abusivas al consumidor ¿merece la aplicación supletoria de criterios de equidad para distribuir los gastos entre partes? ¿Dónde ha quedado el necesario efecto disuasorio que proclaman tanto el TS como el TJUE? Convendría tener presente de nuevo que estamos ante una materia calificada como de orden público europeo por el TJUE.

Aplicar criterios de equidad, me parece poco acorde con la materia, poco acorde con el sentido común jurídico, y lo que es peor, supone incentivar a los profesionales que abusan de los consumidores para que sigan en el mismo camino, sabiendo que las consecuencias de dichos abusos serán mínimas. Y ello sin contar con el efecto disuasorio inverso que va a provocar. Los consumidores, si sólo van a sacar el 50% de los gastos de Registro y Notario, no reclamarán judicialmente porque no sale a cuenta. No parece un criterio que case, desde ningún punto de vista, con los principios que inspiran las normas nacionales y de la UE en materia de consumidores y usuarios.

 

3.- Cosa juzgada e imposibilidad de reclamar en el futuro si cambia el criterio.- En este apartado, creo que los juzgadores de Barcelona, o bien tienen un sueño a prueba de bomba y descansan como lirones todas las noches, o no se han parado a pensar en las consecuencias que esos criterios unificadores van a producir en miles de ciudadanos.

Recordemos que los que se queden por el camino con sentencias firmes, recurridas o no, ya no podrán reclamar los gastos respecto a los que este Juzgado no les haya reconocido derecho a devolución, si el criterio cambia en la Audiencia Provincial, en el Tribunal Supremo, e incluso en el TJUE. ¿Se dan cuenta que se están posicionando en una postura que les convierte en el mejor de los filtros para impedir que los consumidores puedan reclamar sus derechos? Serán decenas de miles de ciudadanos, sólo en Barcelona, los que se quedarán con su sentencia firme que sólo les concede el 50% de los gastos de Notario y Registro (como mucho 500 euros, en la inmensa mayoría de los casos), y que ya nunca podrán reclamar el resto de los gastos, particularmente el IAJD, que es el más cuantioso.

Lo dicho, o no lo han pensado, o tienen una forma de descansar por las noches a prueba de inquietudes éticas. Yo desde luego, teniendo en cuenta todos los ingredientes en esta delicada materia tan sensible para la ciudadanía, si fuera juez (Dios me libre), visto lo visto con los criterios del TS y sobre todo con los del TJUE, hubiera encontrado la forma de argumentar en un sentido que no permitiera este más que lamentable efecto, porque existe argumentación sólida para mantener otra postura más favorable para los derechos de los ciudadanos, que no nos olvidemos, son además a los que siempre terminan rescatando con sus impuestos al sistema financiero cuando tiene problemas.

 

La especialización de los Juzgados únicos para todas las provincias del Estado, me pareció de entrada una medida inquietante. Eso de asignar un solo Juzgado por provincia para la banca, no acabo de encajarlo. Y si el motivo era evitar un atasco judicial a nivel general, no entiendo cómo se decidió asignar un solo Juzgado por provincia, con independencia del número de habitantes. Puede ser una medida adecuada para según qué provincias, pero no se entiende para otras como Madrid y Barcelona. Lo que resulta obvio a la vista de lo sucedido en los primeros doce meses de funcionamiento, es que los que sí se han atascado son los Juzgados especializados de las grandes capitales de provincia.

Quizás haya que hacer otra lectura de este asunto. Igual estamos ante otro favor “camuflado” a la banca por parte de los políticos, como el regalito que ya se les hizo con el Real Decreto Ley 1/2017, que ya hemos visto para qué ha servido. Pensemos en que lo que pudiera pretenderse es atascar este tipo de asuntos de cláusulas abusivas en contratos de préstamos hipotecarios con consumidores en un juzgado, para que el sector bancario pueda diferir el impacto económico de las devoluciones que procedan, en varios ejercicios. Porque si no se hubiera tomado la medida de la especialización, todas las sentencias podrían haberse dictado en un solo año, debiendo la banca pechar con el impacto económico concentrado en un ejercicio. Visto lo que está sucediendo con estos Juzgados especializados, particularmente en las provincias más pobladas, no cabe duda de que el atasco monumental provocará que la sentencias de demoren en el tiempo y se dilaten los efectos de las restituciones en varios ejercicios. Yo no veo otra lectura para esta medida, teniendo en cuenta su estrepitoso fracaso, a la que encima se le concede una prórroga de otros seis meses.

Deja un comentario